Encerrada durante los últimos 4 años en un manicomio para criminales locos, Nica Pierce